Cómo abrir archivos de recuperación de Excel

Archivos de Excel

¿A quién no le ha pasado que de repente se la ha apagado el ordenador, o se ha quedado colgado y al reiniciarlo se ha dado cuenta de que ha perdido todo el trabajo hecho hasta el momento? Si eres usuario de Excel no tienes por qué llevarte las manos a la cabeza, ya que gracias a los archivos de recuperación de Excel podremos recuperar el documento sobre el que estábamos trabajando, quizá no desde el punto exacto en el que estábamos pero sí en un punto avanzado, sin que todo nuestro trabajo en el archivo de Excel se vaya al traste.

Los archivos de recuperación de Excel

Si Excel se ha cerrado de forma inesperada, una vez restablecida la conexión, al abrir el libro de Excel en el que estabas trabajando, a la izquierda de la pantalla se nos abrirá una ventana con la que podremos recuperar el archivo. Es la ventana de Recuperación de documentos, y en ella nos aparecerás tres versiones del archivo sobre el que estábamos trabajando:

  • Una versión recuperada del archivo
  • Una versión guardada automáticamente gracias a la función de autoguardado de Excel
  • Y una versión original del archivo de Excel.

A grandes rasgos, la versión recuperada del archivo suele ser la más reciente, la que contiene más información de las tres versiones que nos ofrecen; mientras que la versión que aparece fruto del autoguardado no es siempre la más actual ya que Excel guarda periódicamente la información. Aún así, conviene contrastarla con la primera. Finalmente, la tercera versión, la original, es habitualmente la que contiene menos modificaciones por lo que tendremos que repetir gran parte del trabajo hecho hasta que se cerró el archivo de forma repentina.



Esto no pasa solo en Excel, pasa con todos los programas del paquete de Office, así que puedes aprovechar estos consejos para Word, PowerPoint, etc. Junto a cada documento nos aparecerá una información clave para determinar cuál es el que más nos interesa recuperar: la fecha y hora de la última vez que se actualizó ese archivo de Excel en concreto. Si no tienes tiempo para comprobarlas todas siempre podemos recuperar los tres archivos, guardarlos con nombres distintos y comprobarlos más adelante.

Pasos para recuperar una versión anterior de los archivos de Excel

Cuando decidas qué archivo quieres utilizar, haz click sobre la flecha negra que aparece junto a cada una de las opciones. Se desplegará un pequeño menú, donde nos aparecen las opciones de Abrir, Guardar o Mostrar las reparaciones realizadas. Si quieres abrirlo, solo tienes que hacer click en abrir, y habrás abierto el archivo de recuperación. Cuando lo hayas recuperado haz click en Cerrar -abajo a la derecha- y regresarás al archivo sobre el que estabas trabajando, cerrando la ventana de recuperación.

De esta forma podrás acceder a los archivos de recuperación de Excel 2010 o cualquier otra versión de Excel, ya sea anterior o posterior a la de 2010. Ahora que sabes cómo recuperar archivos de Excel en Windows 8, 10, etc. recuerda que si vas a opciones de Excel podrás editar las opciones de autoguardado. De esta manera puedes aumentar la frecuencia con la que se guardan las versiones de tus archivos de Excel mientras trabajas con ellas para facilitar la recuperación de archivos, o incluso deshabilitar la autorrecuperación, algo que no es demasiado recomendable.

Recuperar archivos de Excel con otros programas

Más allá de las posibilidades de recuperación del libro de Excel que nos ofrece el propio Office, hay una serie de programas que te ayudarán a recuperar los archivos de Excel que no has podido guardar y de esta manera no perder tu trabajo. Muchas veces son programas de pago, así que asegúrate de que son programas de confianza antes de pagar por ellos. En este sentido nunca está de más comprobar las opiniones de otros usuarios que los hayan probado anteriormente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No