Cómo calcular el coeficiente de variación en Excel

Pasos para calcular en Excel

El coeficiente de variación es la relación entre el tamaño de la media y la variabilidad del detalle. Se trata de una herramienta muy utilizada en estadística, y se calcula dividiendo la desviación estándar entre la media, lo que multiplicado por 100 nos ofrece un porcentaje, el coeficiente de variación. Dicho así puede parecer muy complicado, pero por suerte Excel nos permite calcular el coeficiente de variación de cualquier hoja de Excel que tengas, así que vamos a descubrir cómo hacerlo.

El coeficiente de variación en Excel

Lo primero que deberías saber es que por desgracia no existe una función que nos permita calcular directamente el coeficiente de variación en Excel. Es posible que aparezca en futuras versiones, pero por ahora tendremos que conformarnos con introducir manualmente la desviación estándar y el promedio, algo que Excel sí que nos permite calcular automáticamente. Pero antes tendrás que preparar tus datos en una columna donde no te hará falta ningún encabezado.

Una vez tengas tus datos de Excel dispuestos en la hoja de cálculo, podemos aplicar la fórmula que nos permite calcular el coeficiente de variación. La fórmula de la que hablamos no hace más que calcular en Excel la desviación estándar y el promedio y dividirlos. En ambos casos habrá que indicar el rango de los datos. Así, para una tabla con datos que van de A1 a A10 podemos utilizar la fórmula =desvest(A1:A10)/promedio(A1:A10). El dividendo corresponde a la desviación estándar y el divisor a la media.



Nos aparece un resultado con bastantes números decimales, generalmente inferior a 1. Como hemos indicado al principio, el coeficiente de variación se calcula multiplicando el resultado de la división que tenemos por 100, o dicho de otra forma se expresa en forma de porcentaje. Por eso, seleccionamos la celda del Excel donde tenemos el resultado y seguimos el itinerario Inicio > Número> %, haciendo click en el botón del tanto por ciento, para que el número se convierta en porcentaje. Ahora sí que tenemos el coeficiente de variación de nuestros datos calculado.

Es cierto que puede haber otras fórmulas para calcular el coeficiente de variaicón, algunas de ellas considerablemente más largas y complejas que el uso de =desvest(A1:A10)/promedio(A1:A10), pero esta que hemos visto es la más cómoda. Al final el resultado siempre será el mismo, y esta es la más rápida y, por tanto, la más eficiente. Eso sí, tienes que asegurarte de indicar correctamente el rango de datos que vamos a utilizar ya que con dejar un solo dato fuera del cálculo hará que el resultado sea totalmente diferente.

También debes saber que en la inmensa mayoría de casos el resultado de la división será inferior a 1. Puede haber veces que sea igual a 1 o incluso superior, pero son los menos habituales. Aún así, el coeficiente de variación se suele expresar en forma de porcentaje, así que al transformar la cifra en un porcentaje este problema desaparece ya que lo más probable es que tengamos una unidad a no ser que el coeficiente de variación sea tan bajo que la unidad sea 0, lo que también puede ocurrir.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No