Trucos para calcular rápidamente el valor en riesgo en Excel

Cálculo del valor riesgo

A la hora de preparar una inversión es casi imprescindible recurrir al VaR. Aunque nos vendría bien una revisión como la del invento futbolístico con el que comparte iniciales, este VaR se refiere al Value at Risk, el valor en riesgo. Hablamos de una de las medidas más conocidas en el proceso de gestión de riesgos, cuya finalidad consiste en identificar y comprender las exposiciones al riesgo, medirlo y decidir cómo hacer frente a esos riesgos. Como no, podemos calcular el valor en riesgo en Excel de forma sencilla.

Con este cálculo en Excel, respondemos a la pregunta cuánto dinero podemos perder con una operación en un tiempo determinado (meses, años, días, etc.). Lo habitual es medirlo en años, pero también se puede hacer por días o semanas. En ningún caso vamos a saber o predecir cuánto dinero vamos a ganar con la operación -ni cuánto vamos a perder- sino que se estiman las posibles pérdidas para saber si merece la pena o no correr el riesgo.

Cómo calcular el valor en riesgo en Excel

Antes de continuar, conviene destacar que el resultado del valor en riesgo no es real. No deja de ser una predicción de los riesgos de una inversión, ofreciéndonos como resultado una cifra que es ese riesgo. Es algo a tener en cuenta antes de aplicarlo. Para calcularlo podemos utilizar varios métodos: el histórico, el paramétrico y el Monte Carlo, que utiliza un software específico. Si vas a calcular el valor en riesgo en Excel, lo habitual es utilizar los datos del balance histórico o los datos de rentabilidad estimados (paramétrico).

La fórmula para calcular el valor en riesgo sería “VaR∝ = Inversión Inicial * Percentil∝”, de forma que podemos calcularlo fácilmente en Excel. Puedes crear una tabla con las columnas inversión inicial, retornos, percentiles y VaR. A su vez, estas tres últimas se dividen en μ y σ; q(0.01) y q(0.05) y 1% VaR y 5% VaR respectivamente. Para calcular el percentil, utilizaremos la función =NORMINV de Excel.



Una vez obtenido el percentil, hay que interpretarlo. El resultado obtenido en la columna VaR 5% nos indica que hay un 5% de probabilidades de que las pérdidas sean iguales o superiores a esa cantidad, mientras que el resultado de la columna VaR 1% indica que hay un 1% de probabilidades de que la pérdida sea superior a esa cifra. Lógicamente, la cifra que aparezca en la columna VaR 5% será siempre inferior a la que obtengamos en la otra columna.

Como todo en esta vida, el uso del VaR tiene sus ventajas y sus inconvenientes. A favor del valor en riesgo encontramos que es capaz de reducir el riesgo de la inversión a una sola cifra, lo que facilita la interpretación del peligro. También conviene destacar que se trata de una medida estandarizada y muy utilizada en el sector, así que no generará dudas cuando se utilice. En caso de utilizarlo con gente de fuera del sector, la comunicación es simple ya que al reducirla a un porcentaje cualquier persona puede interpretarlo.

En el apartado de contras hay dos aspectos en los que debemos insistir. En primer lugar, recordar que se trata de una probabilidad, no podemos dar nada por seguro, lo que genera cierta confianza que no debería ser así. La segunda, que será tan efectivo como buenos sean los resultados usados para calcularlo. El hecho de poder utilizar diferentes métodos o resultados hace que el resultado final del valor en riesgo no sea siempre el mismo. Finalmente, hay que completarlo con los test de estrés para incluir en el análisis todos los peores escenarios posibles.

Función VAR.P

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No