¿Cómo trabajar en remoto sin perder la eficiencia?

Productividad y teletrabajo

Ante una implantación de trabajo en remoto en la empresa es normal, que si es la primera vez que se realiza, tanto la empresa como los trabajadores tengan una serie de dudas y temores. Pero te aseguramos que el trabajo remoto, bien llevado, suele aportar muchos beneficios a ambas partes.

Muchas empresas llevan años trabajando en remoto o han apostado por una jornada de trabajo más flexible, que combina el trabajo en la oficina con el remoto. Además, este tipo de trabajo resulta indispensable para afrontar situaciones extremas o inesperadas, como el caso de la crisis sanitaria del Covid-19. Lo primero que debes saber sobre el trabajo desde casa, es que resulta indispensable implantarlo siguiendo una planificación, por suerte esta práctica es sencilla de adoptar, puesto que existen muchos procesos y códigos ya establecidos, e incluso herramientas específicas. De lo contrario, si la empresa o los trabajadores decidieran adoptar este tipo de trabajo sin una planificación, lo más común es que se produzca una bajada de la productividad del equipo, lo que afectaría a los resultados generales.

Consejos para implantar el trabajo remoto y mantener la eficiencia

Como hemos dicho, la adopción del trabajo en remoto requiere un plan y tener varias cosas en cuenta. Pero si sigues una planificación y consigues realizar el proceso de una forma organizada podrás, incluso, mejorar la productividad del equipo.

A continuación, te damos una serie de consejos que debes tener en cuenta a la hora de embarcarte en este proceso:

Traza tu plan

Esto es primordial. Como en cualquier cambio empresarial importante la empresa debe tener preparado un plan con el que proceder de forma segura. Así pues, es importante que antes de implantar el teletrabajo o trabajo en remoto se tengan en cuenta todas las posibles complicaciones o necesidades de los trabajadores. Además, se deben tener claras cuestiones como si se va a instaurar el teletrabajo de forma completa o se realizará por fases, reduciendo el tiempo en oficina y aumentando las horas de teletrabajo poco a poco, si solo se van a teletrabajar ciertos días a la semana...



Teniendo todos los pasos y requerimientos claros será todo muchísimo más sencillo.

Aumenta la comunicación

Trabajar fuera de la oficina no quiere decir que se trabaje sin control, o en solitario. Es más, nosotros recomendamos reforzar la comunicación durante las jornadas de teletrabajo. Informa a tu equipo cuando te pongas a trabajar y cuando termines, así de cualquier duda, requerimiento o acontecimientos que deban conocer, incluso existen herramientas de trabajo que permiten saber en qué está trabajando cada persona del equipo, por lo que el trabajo podrá estar mucho más controlado y puedes trabajar en equipo de forma remota con una mayor facilidad.

Facilita la tecnología

Puede que no todas las personas de la plantilla cuenten con la equipación tecnológica necesaria para llevar a cabo el trabajo desde casa. Desde equipos informáticos completos a accesorios como segundas pantallas, si la empresa puede facilitar el material a los trabajadores mejorará notoriamente su eficiencia.

Antes de instaurar este tipo de trabajo es recomendable que se informe a los trabajadores del equipo mínimo del que deben disponer, así como si existen opciones de que la empresa lo pueda prestar.

Apuesta por herramientas

A nuestro parecer, este es uno de los puntos más importantes. Disponer de las herramientas necesarias supone una gran diferencia en cuanto a productividad, por lo que es importante que te asegures de contar con herramientas que puedan ayudar a la:

  • Comunicación con el equipo: Skype, Zoom, Hangouts, slack...
  • Organización del trabajo: Trello, Asana, Calendars, plantillas de Excel para ayudar en el teletrabajo...
  • Control de horario: también existen herramientas que permiten tener un control de la jornada laboral, facilitan los fichajes remotos y permiten saber en qué está trabajando el equipo.

La elección de las herramientas será una decisión de la empresa, pero te aseguramos que contar con varias de ellas hará que el equipo trabaje unido incluso desde cualquier parte del mundo.

Implicación de los líderes

Es importante que se acompañe a los miembros del equipo durante este cambio, es por ello que es conveniente que los líderes de equipo realicen un seguimiento cercano. Para ello pueden establecer comunicaciones semanales para recoger el feedback, realizar reuniones, proponer sugerencias... El objetivo es del de conseguir que todo el equipo trabaje en las mejores condiciones

Análisis del trabajo

Después de las primeras semanas de trabajo remoto es importante que se realice un análisis con el fin de identificar debilidades y fortalezas, de esta manera se podrán realizar cambios de ser necesarios. Es importante que se tenga en cuenta la calidad y la cantidad del trabajo realizado, así como el grado de satisfacción y adaptabilidad del equipo a esta nueva forma de trabajar.

 

Con todo esto, si la compañía logra crear los hábitos organizacionales, operativos y de comunicación necesarios podrá aprovechar al máximo los beneficios del teletrabajo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No