Guía de trabajo remoto para líderes de equipo

La función de los líderes de equipo en el teletrabajo

El trabajo remoto es una práctica que ha llegado para quedarse debido a sus numerosos beneficios. No obstante, es algo nuevo para la gran mayoría de empresas, por lo que como en cualquier inicio, será la práctica lo que permitirá pulir este sistema. Aunque por suerte existen una serie de pautas y buenas prácticas para implementar de forma correcta el teletrabajo en función del tipo de trabajo que se realiza y las herramientas con las que se cuentan.

¿Cómo liderar equipos de trabajo a distancia?

Productividad y teletrabajo



A la hora de adoptar el trabajo en remoto en la empresa el trabajo de los jefes de equipo resulta crucial, no solo han de trabajar como el resto del equipo, sino que además han de realizar la función de engranaje y asegurar de que el equipo funcione con total normalidad. Con el fin de asegurar la productividad del trabajo remoto, o incluso de mejorarla, los líderes del trabajo a distancia han de tener en cuenta los siguientes puntos:

Comunicar el trabajo en remoto

Los líderes de equipo han de comunicar, a quien pueda interesar, la decisión del inicio del trabajo en remoto. Esto quiere decir que se ha de informar tanto a los trabajadores en plantilla como a todas las personas que puedan verse afectadas por la toma de esta decisión, como pueden ser clientes.

Establecer un plan de comunicación

La comunicación es un pilar fundamental en el trabajo en remoto. Es por ello que se tiene que tener claro de qué manera se realizaran todas las comunicaciones y contactos tanto dentro de la plantilla como con clientes o colaboradores. A veces, no es suficiente contar solamente con un chat de equipo de trabajo, sino que conviene trazar una estrategia de comunicación completa, de esta manera se evitarán malentendidos, situaciones de riesgo o que los mensajes se pierdan o se retrase la comunicación.

Establecer los objetivos y las expectativas a lo largo del tiempo

Con el trabajo a remoto las metas y expectativas cobran todavía más sentido. Es por ello que resulta crucial pautar una serie de objetivos y de expectativas en el tiempo. Trabajar a distancia suele estar ligado, erróneamente, a la desorganización, pero lo cierto es que se trata de todo lo contrario. Al trabajar de forma remota resulta imprescindible contar con calendarios definidos y roles de trabajo específicos, así como un control de tareas eficiente.

Apoyar a los líderes de otros equipos

Estar en contacto con los líderes de otros proyectos de la empresa ayuda a tener una imagen global para saber cómo está afectando el trabajo en remoto a la productividad. De esta manera se pueden compara resultados y aplicar medidas, si fuera necesario, con tal de mejorarlos.

Mantener el vínculo laboral

Los jefes de equipo son la pieza de conexión de los equipos, a ellos se acude en caso de cualquier necesidad o inquietud. Es por ello que ante el teletrabajo es necesario que se encarguen, más que nunca, de seguir siendo esta pieza que garantiza la unión del equipo.

Informar sobre las medidas de seguridad y salud en el trabajo

Durante el trabajo en remoto también se han de tener en cuenta las medidas de seguridad y de salud laboral, y aplicarlas en la medida de lo posible. Los jefes de equipo, junto al departamento de recursos humanos (de haberlos), son los encargados de informar a todo su equipo de estas medidas a considerar.

No perder de vista el tiempo

Durante el teletrabajo no hay que perder de vista el tiempo, ya sea por el control de la jornada laboral o por los calendarios de entrega. Uno de los errores más comunes al teletrabajar es perder de vista los tiempos. Es por ello que resulta muy importante especificar tiempos de entrega y de avance realistas, adaptados al trabajo fuera de la oficina, y que todos puedan acomodar en su calendario con comodidad.

Estipular reglas

Con el fin de no caer en procedimientos erróneos, o que la productividad se vea afectada, es importante que se estipulen una serie de reglas con el fin de conservar el orden en el equipo. Es el trabajo de los líderes de equipo informar de estas reglas y de las consecuencias que surgirían al no acatarlas.

Generar confianza

Una buena relación entre los jefes de equipo y el equipo resulta fundamental a la hora de generar la confianza necesaria para que el equipo pueda realizar su trabajo de forma correcta fuera de las oficinas. Los jefes de equipo han de trabajar sus relaciones interprofesionales para que todos los miembros del equipo se sientan con la suficiente confianza para comunicar errores, inquietudes o cualquier tipo de dudas.

Contar con las herramientas necesarias

Con el fin de que nada se les pase por alto, es importante que se ayuden de herramientas para facilitar el teletrabajo, como pueden ser los softwares de control horario, de gestión de proyectos o plantillas de Excel.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No