Calcula el leasing de tu empresa con Excel

calcular leasing excel

El leasing nos permite alquilar temporalmente un bien, y se ha convertido en una modalidad cada vez más habitual en todo tipo de empresas para acceder a determinados bienes o herramientas. Hay desde leasing de coches a leasing de maquinaria, y una vez finalizado el alquiler podemos volver a alquilarlo, comprarlo por el precio acordado o devolvérselo al arrendador. Para saber si el leasing nos resulta rentable o no tendremos que calcularlo, y Excel se presenta como la mejor herramienta para hacerlo.

Cómo calcular la amortización del leasing en Excel

Si quieres calcular la amortización del leasing en Excel, lo primero que debes hacer es plasmar las condiciones del leasing en una hoja de cálculo. Para ello, basta con abrir un libro de Excel y hacer una pequeña tabla en la que aparezcan el importe del bien, los periodos, el tipo de interés y el valor residual del bien. El importe es la cantidad que vale el bien nuevo, los períodos pueden ser años, trimestres, semestres, etc., depende del contrato de leasing, y el valor residual será el precio que tendrá al final del contrato.

Hay que tener en cuenta que el leasing es como un préstamo, así que la tabla de amortización del leasing será similar a la de cualquier préstamo. En primer lugar, introducimos la columna periodo, empezando por el periodo 0 (el momento en que se firma el acuerdo de leasing) e incluyendo tantos periodos como pagos haya acordados. Por ejemplo, si hemos firmado un acuerdo a 5 años con un pago anual, hablamos de 7 periodos (0, 1, 2, 3, 4, 5, 6), pero si en ese mismo contrato el pago es semestral llegamos al periodo 12, si es trimestral al 16, etc.

Seguimos la tabla con los encabezados de la cuota (anualidad, mensualidad, etc.), los intereses, la amortización, el capital vivo y capital amortizado. Lo primero que haremos será calcular la cuota de cada pago, y recurrimos a la función pago. Podemos calcular cada cuota fuera de la tabla, para lo que introducimos la fórmula =pago(tasa de interés;número de cuotas;-importe;valor residual). No olvides añadir el símbolo – en el importe. Una vez calculada la cuota, cópiala en el periodo 1.



Pasamos a la columna de interés, que calculamos multiplicando el capital vivo del periodo anterior por el tipo de interés. Basta con introducir la fórmula multiplicando ambas celdas, que en el caso del primer periodo serán el capital vivo del periodo 0 por el tipo de interés que aparece en la primera tabla creada. Seguimos operando entre celdas para calcular la amortización, la resta entre la cuota que pagamos cada periodo y los intereses; el capital vivo, donde hay que restar el dinero amortizado al capital vivo o el capital amortizado, el del periodo anterior -0 en el periodo 1- más la amortización.

Ya tenemos calculado el periodo 1 de nuestra tabla de amortización de leasing, así que solo hay que copiar los datos utilizando la función autocompletar para rellenar toda la tabla de Excel. Lo más importante es asegurarnos de que el capital vivo del último periodo coincide con el valor residual que habíamos expresado al principio. Ese capital vivo corresponde al dinero que nos falta por pagar para haber “comprado” el bien. Muchas veces la compañía de leasing nos ofrecerá quedárnoslo por ese precio o incluso por un valor inferior.

Siempre tenemos la posibilidad de sumar el valor residual a la cuota del último periodo, de modo que pagando un poco más nos podamos quedar con el bien. De este modo, queda registrada en la tabla de amortización de leasing la compra final del bien, y el último valor de la columna del capital vivo será 0. Si descartas la compra no hace falta añadir este primer paso, y cuando acabe la operación de leasing el bien todavía tendrá cierto capital vivo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No